HomeLOCALEl padre Severiano de Cáceres nos visita y habla sobre la problemática de Chota

El padre Severiano de Cáceres nos visita y habla sobre la problemática de Chota

El padre Severiano de Cáceres Anaya vuelve de visita a la ciudad de Chota después de siete años de trabajo en España y habla sobre la problemática de nuestro pueblo, concretamente sobre los deductivos de la carretera Chiclayo – Chota – Cajamarca, el proyecto inconcluso de agua y alcantarillado, el desorden de la ciudad, las dificultades de la Universidad Nacional Autónoma de Chota (UNACH), la crisis política, entre otros.

Acerca de la vía

Dijo que es un sueño hecho realidad; sin embargo lamentó que aún no se ejecuten los deductivos en los tramos 3 y 5. “No es concebible que en una zona minera y en el siglo 21 viajemos respirando polvo. Falta decisión política y amor por la tierra para hacer cumplir lo que está aprobado. Tampoco se concibe que los chotanos estén reunión tras reunión y acuerdo tras acuerdo todo el tiempo”, manifestó.

desorden

Con relación al desorden de la ciudad, el sacerdote agustino recoleto dijo que da miedo y advirtió que si se sigue así Chota va terminar en un caos incontrolable, con accidentes frecuentes y mortales.

Unach

Sobre la UNACH, de Cáceres Anaya dijo que lo positivo es que se ha logrado el licenciamiento. Advirtió que la Universidad tiene infraestructura y otras condiciones favorables; pero se necesita trabajar la investigación científica y otros aspectos para que la casa superior de estudios no sea una más, sino destaque por su excelencia. También consideró que se debe aclarar los cuestionamientos de los estudiantes.

Proyecto de Agua y Alcantarillado

Sobre el proyecto de agua y alcantarillado inconcluso, el padre Severiano dijo que está cansado de escuchar lo mismo y que la obra aún no termine. Recordó que oportunamente alertó a las autoridades y a la población sobre las deficiencias en la ejecución de la obra, pero no respondieron como deberían.

Políticos

Al referirse a los políticos partidarios, de Cáceres Anaya les pidió que ya no hablen de promesas y ensueños, sino de realidades.

Finalmente expresó: “Si en los años que he estado sirviendo a Chota con tanto cariño no han aprendido nada me siento frustrado; a pesar de eso sigo queriendo a este pueblo y a los chotanos. Felicito a todos los que visten el poncho y machete de Chota, pero esa indumentaria y ser hijo de Chota es para hacerse respetar y buscar la máxima proyección para Chota”.

Sin comentarios

Deja un comentario