HomeLOCALEl presidente de la CUNARC cree que se teje un golpe de Estado

El presidente de la CUNARC cree que se teje un golpe de Estado

El presidente de la Central Única Nacional de Rondas Campesinas del Perú – CUNARC, Santos Saavedra Vásquez, cree que la mafia y las élites políticas y económicas que dominan al Perú están tramando un golpe de Estado a través del desconocimiento de los resultados de las Elecciones Generales 2021, el pedido de renuncia de los jefes de la ONPE y el JNE, la propuesta de la convocatoria a nuevos comicios, las zancadillas para demorar los resultados finales, entre otros argumentos y acciones que contravienen la democracia y el marco constitucional peruano.

Advierte que existe una coalición del poder político, económico y mediático nacional e incluso internacional para no permitir que Pedro Castillo sea declarado presidente del Perú. Opina que la derecha y la mafia se han unido porque ven amenazados sus intereses en un eventual gobierno del referido candidato.

Saavedra Vásquez señala que la mayoría de la población peruana ha votado por el cambio representado por Pedro Castillo; pero bajo las actuales circunstancias no basta solo sufragar, sino también vigilar y defender el voto, hacer valer la democracia expresada a través de las urnas; así como también posteriormente respaldar, luchar de manera permanente y acompañar al electo presidente para que se haga realidad el cambio.

Reconociendo que las rondas son autónomas y plurales; el dirigente nacional también señaló que la CUNARC respalda a Pedro Castillo porque las propuestas de gobierno representan el sentir de los pueblos que anhelan un cambio y quieren ‘recuperar el Perú para los peruanos’; sin embargo aclaró que el respaldo no es un cheque en blanco, sino se han hecho compromisos documentados para que en un eventual gobierno responda a las aspiraciones de los peruanos que luchan por una vida más digna y un país mejor. Aseguró que las rondas estarán vigilantes y en constante lucha para que Castillo no traicione la confianza de los pueblos, como lo hizo Ollanta Humala.