HomeArticulosEl Perú y la corrupción endémica

El Perú y la corrupción endémica

“El Perú es un caso clásico de un país profundamente afectado por una corrupción administrativa, política, sistemática, tanto en su pasado lejano como en el más reciente”. (Quiroz, 2013: 39). Las palabras de Jorge Quiroz, sin duda representan un diagnóstico certero la corrupción en el Perú.

La corrupción ha penetrado en todos los estratos sociales desde los inicios de su vida como nación. Y más en este tiempo. Sin embargo, la corrupción en muchos casos, ha sido promovida por los presidentes peruanos. Quienes han logrado, en muchos periodos, institucionalizarla para usarla con fines económicos y políticos.

La corrupción política es un fenómeno que está profundamente arraigada en la cultura peruana. Ella fue favorecida en la época del Virreinato y se afianzó durante el nacimiento de la República peruana, con San Martín, Bolívar y los presidentes que ha tenido el Perú a lo largo de su historia. La vida de la joven República ha transcurrido con la corrupción y la ambición personal militarista, como telón de fondo.

La democracia actual de Perú, sigue arrastrando las cadenas corruptas del siglo anterior. Los métodos, las formas y las prácticas corruptas de antaño, con el paso del tiempo, se han perfeccionado. Ellas han sobrevivido y se han adaptado perfectamente a la posmodernidad. A finales del S. XX, e inicios del S. XXI, la corrupción en el Perú se ha mostrado virulenta y ha puesto en práctica novedosos métodos y estrategias para mantenerse vigente.

La corrupción de en el latín corruptio, que quiere decir “acción y efecto de destruir o alterar globalmente por putrefacción, también acción de dañar, sobornar o pervertir a alguien”. Ha tomado los tres poderes del Estado Peruano: Ejecutivo, legislativo y judicial y muchas instituciones sociales del país.

Los presidentes corruptos han montado sistemas creativos y organizados para saquear los presupuestos del Estado destinados a promover el desarrollo económico y social del Perú. Desde 1990, hasta el 2018, el Perú ha tenido 7 presidentes. De los 7, actualmente, 5 enfrentan procesos de investigación por corrupción.

Pese a todo, hasta hace poco, existía poca información sobre este tema. En muchos casos, porque la prensa de la época estaba amordazada, comprada, o simplemente, porque la información sobre los casos de corrupción era escaza. Sin embargo, a fines del S. XX e inicios del S. XXI, el desarrollo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICS), la aparición de internet y la globalización han hecho que “el conocimiento público del escándalo por corrupción y los juicios que la sociedad formula a su respecto están mediatizados” (Martínez Gallego, 2013, p. 104).

Dentro de ese crecimiento de las TICS, la expansión de los medios de comunicación en el Perú provinciano y los beneficios de la globalización en la posmodernidad, el periodismo digital juega un rol protagónico en la democratización de la información. Gracias a él, las personas del mundo entero, están informadas, en tiempo real, minuto a minuto, de lo que sucede con los casos de corrupción en el Perú. Estos nunca más podrán ser silenciados ni disimulados.

Noticia Anterior
Siguiente Noticia
Sin comentarios

Deja un comentario