HomeAGUSTINOS RECOLECTOSEl 21 de julio Mons. Fortunato Pablo asumirá como Administrador Apostólico de la Diócesis de Cajamarca

El 21 de julio Mons. Fortunato Pablo asumirá como Administrador Apostólico de la Diócesis de Cajamarca

A través del Nuncio Apostólico, Mons. Nicola Girasoli, el Papa Francisco comunicó la decisión de nombrar Administrador Apostólico de la Diócesis de Cajamarca a Mons. Fortunato Pablo Urcey, actual Obispo de la Prelatura de Chota.

Sobre ello, Mons. Fortunato, manifestó: “Tengo asumido que el Episcopado, como dice san Agustín, es honor y también carga. Este encargo supone un compromiso con la Diócesis hermana de Cajamarca, de la cual sigue siendo Obispo Mons. José Carmelo”.

Mons. Fortunato seguirá al frente de la Prelatura de Chota y también asumirá la administración de la Diócesis de Cajamarca, mientras Mons. José Carmelo Martínez tomará un año sabático en España. “La voy a administrar por deseo del Santo Padre como administrador ‘sede plena’; eso significa, que la sede le corresponde a Mons. Carmelo. Es distinto si se tratara de sede vacante”, manifestó el Agustino Recoleto.

Hay que recordar que el Obispo de Chota también ocupa el cargo de presidente de Cáritas del Perú para el periodo 2018 – 2021, elección que se hizo en la a 111° Asamblea  Plenaria  de los Obispos del Perú; por ello, se trata de un cargo más que se le confía: “Ciertamente, se va a multiplicar el trabajo, se va a llenar la agenda, tendré que delegar funciones, sobre todo, la administración de las confirmaciones, que acostumbramos tener el último trimestre del año; no obstante, tendré la oportunidad de conocer casi todo el departamento de Cajamarca. Las dos provincias que llevo: Chota y Cutervo y la ocho que atendía Mons. Carmelo. Solo quedarían tres: Jaén y San Ignacio, del Vicariato de San Ignacio; y Santa Cruz, de la Diócesis de Chiclayo, agregó.

Mons. Fortunato tomará posesión de la Diócesis de Cajamarca, el domingo 21 de julio en una ceremonia que presidirá por Mons. Gregorio, secretario del Nuncio Apostólico, y que contará también con la presencia de Mons. José Carmelo.

A ella también acudirán religiosos Agustinos Recoletos, así como amigos y fieles de ambos Obispos. Para desempeñar bien este nuevo encargo, Mons. Fortunato pidió a los fieles oraciones: “Confió grandemente en las oraciones de los fieles y también de los distintos conventos de clausura, especialmente, de monjas Agustinas Recoletas, elevan a Dios por esta parcela de la Iglesia universal”, finalizó.

 

Sin comentarios

Deja un comentario